Industria y Comercio descabezada

Por:Joan Vargas

El personal del Ministerio está aletargado por la situación.

Santo Domingo.-Un estado de expectativa y preocupación se siente en el personal que labora en el Ministerio de Industria, Comercio y Pymes tras el apresamiento de su titular, Juan Temístocles Montás, imputado por el caso de sobornos por parte de la empresa brasileña Odebrecht.

La ausencia física del fucionario ha generado inquietud en los empleados, quienes aseguran fueron sorprendidos por la medida de coerción que le fue impuesta.

A pesar de la incertidumbre, las labores en dicho Ministerio continúan desarrollándose de manera habitual, dijeron algunos consultados.

Las funciones en la institución se encuentran a cargo del viceministro de Desarrollo Industrial, Juan Monegro, quien desde hace un tiempo fue apoderado para firmar documentos en ausencia del ministro, situación que ha permitido se continúen los trámites burocráticos en la institución.

De su lado, el director de Comunicaciones de Industria y Comercio, Manuel Jiménez, indicó que dicha situación es normal, pese al problema por el que atraviesa Montas “lógicamente debe de tener un impacto emocional de carácter personal entre el personal”.

“El Ministerio de Industria y Comercio ha seguido trabajando con los servicios que tradicionalmente oferta a todo el público. Aquí se trabaja y se realizan las actividades de manera normal, cada cual cumple con su responsabilidad en su respectiva área, es natural que la situación del ministro genere inquietud del personal”, dijo Jiménez.

Agregó que la institución continuará desarrollando su programa de actividades, el cual involucra a sectores externos a la misma.

Montás, quien es miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), le fue impuesta como medida de coerción seis meses de prisión, la cual tendrá que cumplir en la cárcel de Najayo.

Se espera designación

El presidente Danilo Medina tendrá que decidir sobre el nuevo titular del Ministerio de Industria Comercio y Mypimes, luego de la medida de coerción dictada por el juez especial de la instrucción Francisco Ortega Polanco, contra Juan Temístocles Montás.

A través de una carta enviada al Mandatario, Montás puso su cargo a disposición manifestando que tomaba la decisión luego de recibir la indeseable sorpresa de que había sido imputado en el caso Odebrecht, lo “que hoy ataca a mi honorabilidad y mi prestancia social, también constituye una perturbadora distracción que afecta mi vocación de servicio”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *