SIN EQUIDAD ES IMPOSIBLE AVANZAR

Por Che Rodriguez
Santo Domingo

Es incuestionable que la paz universal solo podrá conseguirse con la implementación de políticas nuevas que permitan un verdadero bienestar para la mayoría olvidada. Pero es incuestionable también que, es en la clase dominante, específicamente, en la que descansa la responsabilidad de promover cambios favorables para el grupo de los excluidos. Una transformación social que este, primero que todo, orientada a la equidad, se hace imperativamente impostergable; toda vez que los ricos en nuestro país se están volviendo cada día más ricos mientras que los pobres se están volviendo cada día más pobres.

Las grandes ciudades, que deben ser nuestro punto de referencia, si bien han alcanzado mantener esa grandeza de la que hoy son depositarias, ha sido porque han logrado sobreponer el interés colectivo sobre el interés particular. Sería una verdadera utopía pensar que un grupo social cualquiera pueda lograr su desarrollo completo, cuando una clase vive envuelta en privilegios, mientras la otra padece de las precariedades tal vez más extremas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *