24 por 24, es igual a oscuridad. ¡Es el cambio real!

Editorial

¡AVANZAMOS! Después de tantas alharacas y decires embaucadores con respecto al sistema eléctrico nacional, el retroceso en la eficientizacion del mismo es fehaciente; aunque, no así se produce en los aumentos desorbitantes en las facturaciones a los usuarios, a pesar del mal servicio que se les ofrece. ¡Los cobros es pa’ arriba que van!

Para estos tiempos se aprovecha la gran ola de calor que viene azotando al país, para justificar las alzas desmedidas, alegándose que son producto del uso de aparatos de aire acondicionado y abanicos para combatir las altas temperaturas que prevalecen, no obstante, es imposible que pueda haber tal cosa, por la falta de energía.

Eso de 24 horas de luz en muchos sectores de la ciudad, nada más es asunto de titulares en los periódicos locales. La realidad es que, ha habido una modificación a la inversa; que se han cambiado las 24 horas de energía, tan cacareadas, por 24 horas de oscuridad, que sí están más que a la vista de todo el mundo.

Qué tan de relajo tienen los dueños del negocio eléctrico nacional, en manos de políticos descabellados y empresarios inescrupulosos a este jodío país. A lo mejor, cuando las plantas a carbón en Punta Catalina entren en operación, se dejarán de vender en esta nación los inversores, baterías, y las plantas eléctricas. ¡JA, ¡JA, ¡JA, espérenlo!

La famosa Ley General de Electricidad 125-01, y conexos, fue un traje hecho a la medida; por eso para ellos no aplica, solo para los pendejos usuarios. Es por tal razón, que nunca se produce la compensación que manda la normativa por los apagones, en favor de los clientes que resulten afectados.

¡Cuándo aparecerán los hombres de pelo en pecho en esta República bananera!, dispuestos a combatir los tantos robos a lo público que se ven este país, como es el caso de la energía eléctrica, entre otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *