¡Cuánta politiquería electorera barata!, haciendo provecho de lo nuevo importado

Por: Rolando Fernandez

Ahora venimos con otra copia, la aceptación de un enlatado más: celebración del “Día Internacional de la Niña”. Ya el sustantivo niño parece que dejó de ser un genérico, como siempre se ha creído. Claro, se corresponde la nueva concepción con la corriente de pensamiento moderna de la mal asimilada liberación femenina.

Mediante decreto No. 357-17, el presidente de la República, Danilo Medina, declaró el 11 de octubre de cada año, como día para esa celebración en el país. ¡Una nueva “fiesta” sin sentido en realidad!

“Reconocer el empoderamiento de la UNICEP, y de que la inversión en las niñas es fundamental para lograr los objetivos del Desarrollo Sostenible”. ¿Qué tendrá que ver una cosa con la otra? ¡Cuánta retórica y demagogia a granel! (Véase: “Diario Libre”, del 12-10-17).

En lo que se pierde tiempo entre nosotros, con tantas cosas sociales pendientes de reflexión sosegada, y que requieren solución inmediata en esta República bananera.

Eso no es más que, para complacencia a los injerencistas extranjeros, que siempre están en pos de los cambios en los paradigmas nacionales, a que tanto aspiran los organismos alienantes destacados. Y, como es lógico suponer, se capitalizan tales mandatos políticamente a lo interno en esta narigoneada nación.

Rompiendo con lo que han sido las tradiciones, las costumbres, y la idiosincrasia de los dominicanos, como tratando de transculturizarlos en mayor grado aún, se hacen mucho más fáciles los manejos desde el exterior, recibiéndose siempre el eco concursante de las cajas de resonancia locales denominadas ONGs., y los políticos entreguistas que se gasta el país.

Con respecto al nuevo invento de escoger a una niña para “Vicepresidenta de la República por un día”, que es un ardid a todas luces, se dijo, en correspondencia con lo anterior expresado, que fue una iniciativa auspiciada por una de esas “coristas” locales, “ONG Plan Internacional, para destacar la lucha a favor del futuro de las niñas dominicanas”.  ¡El nombre de esa lo dice todo!

Tal declaración festiva infantil luce ser más un proselitismo electoral que otra cosa, asociado directamente con la nueva corriente de pensamiento denominada liberación femenina, se debe recalcar, que tiene una representante muy significativa en el país, con aspiraciones a dirigir los destinos nacionales, la vicepresidenta de la República.

Como se sabe, tenemos ahora entre los dominicanos, al igual que en otras latitudes extranjeras: “Día del Niño”, que dicho sea de paso es un sustantivo genérico ese último, se debe reiterar; “Día de la Mujer”, que deben ser todos los del año, por su importancia sobre el planeta Tierra; y, “Día de la Niña”, que es un invento con poco sentido.

Luego, solo faltaría entonces la instauración del “Día del Hombre”, otro genérico (hombre y mujer), para completar el esquema relativo dentro de la especie humana. A ver, ¿a quién se le ocurrirá la idea?

Esperemos por el nuevo decreto presidencial en ese tenor, para seguir embaucando políticamente a nivel local, y haciendo provecho de los enlatados que se reciben, como complaciendo a los injerencistas consuetudinarios del exterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *