Mi querido Roberto Fulcar: ¿Podría usted combatir la oscuridad con oscuridad?

 

Por: Orlando Miguel

Recientemente, el próximo ministro del MINERD, en entrevista a Diario Libre, dijo: “Todas las instituciones vinculadas a la educación han sido escuchadas por nosotros, tenemos sus ideas, sus propuestas”,  al tiempo que destacaba el hecho de que se implementarían cambios con el acompañamiento de toda la sociedad dominicana.

Yo le pregunto, querido y próximo Ministro de Educación, ROBERTO FULCAR, ¿Cuándo usted realizó esas consultas, si aún no entra en funciones? porque no fue consultada una de las entidades alineada, con una visión en educación de alto impacto y transformacional,  con una perspectiva global, llamada Instituto Interamericano de Comunicación COINTER, de la cual he sido fundador, director y profesor hasta el momento.

La evidencia de nuestro revolucionario sistema educativo, implementado por COINTER, para transformar a líderes, en vez de formarlos según la ideología que impera en las aulas convencionales del mundo, se sustenta con los testimonios de nuestros estudiantes. Nuestro instituto se encuentra en la mayor disposición de aportar nuestras ideas y metodología en el diseño de ese modelo educativo que usted menciona. Todo esto, conjuntamente con nuestro PROYECTO DE PAZ GLOBAL en RD y nuestra iniciativa inspiradora Ministerio de la Felicidad. Nos gusta su figura, honorable Ministro, y nos atrae esa humildad que caracteriza a los grandes líderes universales, y que usted exhibe.

En cuanto a su propuesta sobre educación, usted refiere lo siguiente: “Nosotros tenemos que hacer una adecuación curricular, que es una simplificación del currículo para dedicar el esfuerzo, los recursos y el tiempo en aquellas competencias y contenidos que van a impactar la vida del estudiante y que le van a servir de base para sus estudios futuros”. En ese sentido, este es mi mensaje para usted:

Un sistema educativo obsoleto, con ideas antiguas e inaplicables en el mundo de hoy, no requiere ninguna adecuación ni reforma, como usted afirma. Pues un cambio a un sistema caduco, desde hace más de dos siglos, es el mismo santo, con corbata nueva. Hace más de 200 años que el destino de la educación se conduce por caminos equivocados, por la ineptitud y la irresponsabilidad de líderes sin visión y sin ninguna transformación.

Otro punto que usted destaca en su exposición, durante la entrevista referida, es su intención de un sistema fundamentado en una educación en valores, idea que es pilar de la cartilla de nuestro proyecto de Ministerio de la felicidad. Parece que usted ha examinado muy bien la cartilla de nuestra propuesta y, que bien, le felicitamos, pues ahora sabemos sus intenciones de aportar al desarrollo de la nación, que van alineadas con las nuestras.

Aunque su discurso me parece muy populista, recibimos con optimismo la visión que nos transmite. Sería la primera vez que, después de más de dos siglos  impartiéndose en las aulas escolares ideas obsoletas que no tiene cabida en el mundo de hoy, aparezca un líder como usted en un puesto crucial como el suyo: Usted tiene la intención y las posibilidades, nosotros tenemos el mapa para lograrlo. Invítenos a un café.

En nuestro libro La otra dirección, próximo a publicarse, se plantea ese modelo educativo, de perspectiva global y acorde al mundo de hoy. En la sección uno, dedicado a la educación del siglo XXI, se propone la constitución de un nuevo modelo educativo, con una perspectiva global y actual; del mismo modo, se abordan cuestiones referentes al perfil de las aulas y del profesorado, además de describir las competencias esperadas del egresado.

Acaso, ¿usted puede combatir la oscuridad con oscuridad? La oscuridad se combate, pero con la luz, amigo Roberto Fulcar.

No estamos dormidos. ¡ESTAMOS DESPIERTOS!

 

Orlando Miguel

Autor, Investigador   y Divulgador.

Escritor del Libro: La otra dirección. “El mapa de ruta para manifestar la realidad que deseas.»

http://vidaconintencion.com/mi-libro/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *